Posiblemente no hayas escuchado hablar de ella, pero la ley de los tres enamoramientos existe y por norma general suele cumplirse. Se basa en algo muy simple: a lo largo de tu vida te vas a enamorar tres veces,  siempre de personas diferentes. Y vas a vivir cada una de estas etapas de forma distinta. ¿Quieres saber en qué punto estás? Lee y averigua cuántos enamoramientos te quedan en la vida.

 

Primer amor: el idealizado

 

Este es el amor que vives durante la adolescencia. No puedes controlarlo y al no haber madurado será intenso y probablemente desastroso. Idealizas a tu pareja y te acabará decepcionando, aunque sea por una estupidez; las hormonas van a su bola. Al dejarlo será dañino, pero con el paso de los años lo recordarás con cariño y cierta nostalgia. Lo más importante de este primer amor es el aprendizaje que supone. Lecciones de vida que se deben emplear para mejorar relaciones posteriores y más serias. El no superar este primer amor y estancarse en él es bastante peligroso.

 

Segundo amor: el más doloroso

 

Es una relación que ya vives con mayor madurez. Los sentimientos no son tan intensos, pero suelen ser bastante más profundos. Gracias a este segundo amor te conocerás mejor a ti mismo, cuáles son tus necesidades en una relación y qué buscas realmente en este aspecto de la vida. Vas a experimentar emociones muy fuertes, tanto buenas como malas. Habrá días fantásticos y otros de auténtico drama. Normalmente acabará en una ruptura dolorosa de la que aprenderás todo lo que necesitabas sobre el amor. Una vez superado sabrás directamente lo que buscas, y ahí es donde entra el juego el tercer y definitivo enamoramiento.

 

Tercer enamoramiento: la estabilidad

 

Dijimos que te ibas a enamorar tres veces y aquí va la definitiva. Aunque en los tiempos que corren nada es seguro en estos temas, lo normal es que la tercera vez que te enamores sea la mejor y más madura de todas. Seguramente se trate de tu pareja definitiva, aquella con la que estabas destinado a pasar el resto de tus días. Este tercer amor se caracteriza por aparecer cuando menos te lo esperas, de un día para otro. Habrás aprendido muchas lecciones en las anteriores etapas y en esta relación todo será fluido. Parecerá mágico, una conexión especial. Es difícil de explicar, si lo has vivido sabrás de lo que hablamos y si no… ¡Paciencia! Está a punto de llegar.

 

Como es natural hay todo tipo de casos. Parejas que se conocen en la primera etapa y duran toda la vida (aunque avanzando, dentro de la misma relación, por las tres fases) y personas que llegan a vivir decenas de amores diferentes, aunque suelen estar relacionados en mayor o menor medida con los tres principales.

Y tú, ¿en qué punto estás?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *