Club Taroteame Cerrar

 

 

La suerte no es un elemento azaroso. Aquellos que se esfuerzan por tener suerte y la buscan acaban consiguiéndola. Además, la suerte está relacionada con la energía positiva. Si estás rodeado de negatividad no conseguirás retenerla. Te damos unos cuantos trucos para que la suerte venga hasta ti sin que hagas grandes esfuerzos.

 

Cuida los puntos especiales

 

Hay lugares en casa por los que puedes expulsar las energías negativas, y con ello la mala suerte. Los principales son puertas y ventanas. Si entra luz a través de tus ventanas llenarás el hogar de energía positiva. Para ser más efectivos deberás preparar una mezcla de agua, vinagre blanco y limón. Cuando la tengas hecha déjala una noche bajo la luz de la luna. Al día siguiente arroja el agua en puertas y ventanas. Este mejunje ayudará a atraer la buena suerte. Advertencia: no lo bebas en ningún momento, quizás te parezca tentador porque piensas que tendrás más suerte, pero realmente no tiene ningún sentido y sólo conseguirás mal sabor de boca.

 

Compra frutas

 

Si eres muy carnívoro no te preocupes. No es necesario que te atiborres de fruta, aunque un poco de vez en cuando no te vendría mal. Consiste en tener un par de cestos en casa llenos de fruta. Darán vitalidad y colorido, grandes atracciones para la energía positiva y por tanto la buena suerte. Deberás reponerlo siempre que lo vacíes, o al menos vigilar que no se pudran. No valen las frutas de plástico de los chinos, por muy realistas que sean. No intentes burlarte de la suerte.

 

Plantas. Llena tu casa de plantas.

 

Pero cuidado con los excesos, tampoco es cuestión de quedarte sin oxígeno.  Flores y plantas dan alegría a la vida. No hace falta que vayas a por el mítico trébol de cuatro hojas. Algunas plantas y flores comunes que te traerán suerte son: jazmín, hierbabuena, orquídeas, romero, rosas… No seas cutre, ten claro que no basta con un triste helecho. Da igual si las robas del rellano de tu edificio o las compras en la floristería más cara. El caso es tenerlas. La suerte busca la vida, y las plantas están llenas. Algunas personas hasta les hablan mientras la riegan. Tampoco te pases.

 

Velas aromáticas

 

Las venden en cualquier sitio, son baratas y perfuman la casa. Eso es bueno para llenar tu hogar de energía positiva y que la suerte aparezca como si nada. Todo ventajas. Pero volvemos a lo de antes: no te pases, no se trata de hacer una sesión de espiritismo. Y ten especial cuidado, aléjalas de cortinas y gatos (como ves en el gif), que los bomberos aparezcan en tu casa no es buena suerte. El incienso también vale, siempre y cuando no conviertas tu salón en una procesión de semana santa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *