Pasar una mala racha en temas sentimentales es normal. Todos tenemos momentos de mala suerte en el amor. El problema es que esto persista a lo largo del tiempo. Seguramente no signifique que los astros se estén cebando contigo, sino que estás haciendo algo mal. Intenta cumplir estas reglas básicas y la buena suerte vendrá por sí misma.

 

El que propone la cita, paga

 

Es una regla básica y universal. Si te han propuesto quedar y no te invita a una miserable consumición es una mala señal; significa que no le importas demasiado. Y si propones quedar tú y no tienes la decencia de invitar aunque sea a un refresco lo estás haciendo mal. Sólo en el caso de que la cita surja de forma espontánea debéis pagar a pachas. Huye de los tacaños, no son buena compañía. Y tampoco te conviertas en uno: compartir es vivir.

 

Tiempo tras una ruptura

 

Después de una ruptura dolorosa no vayas de flor en flor. De verdad, puede sonar antiguo, pero no sólo no funciona, sino que puede hacerte daño. Y puedes hacer daño también a los demás. A cada ruptura sentimental le tiene que seguir un tiempo de luto. Cuando no te haga daño ver fotos de tu ex pareja en Facebook significa que estás preparado. Pero no te preocupes, surgirá naturalmente. Cuando necesites a alguien lo sentirás. Pero ya sabes: respeta los tiempos. Si te das mucha prisa vas a sufrir y a tener mala suerte en el amor, porque acabarás con el primero que pilles sin tener en cuenta que exista afinidad.

 

No idealices

 

Conocer gente nueva es apasionante, pero no puedes prejuzgar a la ligera. Para saber cómo es alguien de verdad debes pasar horas y horas con él. Quédate con esto: la perfección no existe. Aunque tu mente crea conocer todo de esa persona realmente no es así. Y tiene más aspectos negativos de los que eres capaz de ver a primera vista. Utiliza la cabeza. Luego te decepcionas y lo achacas a la mala suerte en el amor. Y no es así.

 

¡Cuidado con internet!

 

Hoy día utilizamos constantemente el móvil, las redes sociales y todo tipo de tecnología para mantener el contacto. Abusar de esto es un error. Si acabas de conocer a una persona no debes abrumarla con mensajes a todas horas. Deja que lleve también la iniciativa y que busque la conversación. Si quedas a través de una aplicación de ligoteo y la cosa parece funcionar ándate con ojo. Cada persona es un mundo y hasta que no pase un tiempo no sabrás cómo es realmente. Pasar horas chateando no implica nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *