Club Taroteame Cerrar

 

 

Los nervios antes de una primera cita son lo más normal del mundo, incluso te pueden venir bien para estar despierto y causar buena impresión. Hoy día es habitual tener citas con personas que conoces por internet, por lo que al miedo de la primera cita se le suma el temor a no gustar en persona a tu posible ligue. Pero no te preocupes, te ofrecemos consejos válidos para cualquier primera cita.

 

No te pases con el maquillaje

Si eres chica ten mucho cuidado con este aspecto. A pocos hombres les gustan las mujeres excesivamente maquilladas, incluso algunos las prefieren sin maquillar.  La solución es fácil: sal como siempre, del mismo modo que si estuvieses quedando con una amiga. Y si eres chico no tendrás muchos problemas con esto. Pero tampoco te pases, los hombres fallan en otros factores como utilizar demasiado perfume o intentar vestir muy elegante, obteniendo un resultado nefasto. Llevad las mismas pintas que soléis tener en vuestro día a día. Y si sois un desastre… ¿Qué más da? Demostrarás personalidad.

 

Cuida la conversación

 

Si eres una persona con pocos intereses y nula conversación estás perdido. Tendrás que ponerle un poco de ímpetu para atraer la atención de tu cita. Pero ándate con ojo: como te pases tres pueblos la has liado. Ligar es fácil si tienes labia, y muy complicado si eres un pesado. Encuentra el punto medio. Saca temas interesantes para conversar y deja que la otra persona se sienta cómoda. Intenta huir de temas como la política o el dinero a no ser que estés muy seguro de que existe afinidad en este aspecto. Tampoco hables de antiguas relaciones ni de lo mucho que odias a tu ex pareja. Y no rompas los silencios de forma repentina aunque te parezcan incómodos. Es mucho peor.

 

Olvídate del teléfono

Esto debería ser una obviedad, pero en los tiempos que corren nunca se sabe. Deja el móvil en silencio dentro del bolso o en el bolsillo y ni siquiera llegues a pensar en él. Consultar el teléfono cuando hablas con alguien es una gran falta de respeto, y si encima lo haces durante tu primera cita puedes meter la pata hasta el fondo. Si la otra persona está pendiente del móvil ya sabes que no merece la pena. ¡Ah! Y no le pidas fotos o selfies, puedes asustarle porque no a todo el mundo le gusta hacersre fotos constantemente. Eso déjalo para otras citas posteriores.

 

Deja a los astros en paz

Consejo especial para nuestros fieles y queridos seguidores de Tarotéame: desgraciadamente no todo el mundo entiende nuestra pasión por los astros, la adivinación, el tarot y el resto de mancias. Deja este tema para más adelante. No le preguntes el primer día por su horóscopo, no le eches las cartas ni tampoco le leas la mano. No intentes convencerle de que reúne todos los rasgos de su signo del zodíaco y que los libra y leo estáis destinados a acabar juntos. Paciencia, hay mucho tiempo para esto. ¡Y tampoco lo confíes todo a los astros! Al final en gran medida que una primera cita salga bien depende de ti.

 

Y cuando acabe la cita…

Si has tenido mucha suerte y has jugado bien tus cartas (no las del tarot, repetimos…) puede que volváis juntos a casa. Pero lo habitual es que esto no ocurra justo tras la primera cita. Lo que debes hacer es tan fácil como seguir con tu vida. No seas pesado por el móvil, de hecho estaría bien que no volvieses a sacarle conversación hasta un día y medio o dos después. La otra persona verá que tu cabeza no gira en torno a ella y eso le creará interés. En algunas ocasiones te va a costar, pero intenta no hacerle mucho caso al teléfono. Y  no insistas demasiado en volver a quedar, que la necesidad surja por sí misma. Si tienes que pedirlo explícitamente y en más de una ocasión es que algo va mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *