Club Taroteame Cerrar

 

 

Envejecer es un proceso natural e inevitable. Nadie puede luchar contra el paso del tiempo. Es una de las grandes obsesiones humanas. Pero sí que puedes aprender una serie de trucos para mantener joven tanto tu aspecto como tu alma. ¡Si los pones en práctica aparentarás tener unos cuantos años menos!

 

Crema solar

Y no sólo durante el verano o cuando vayas  de vacaciones a la playa. La protección solar es de vital importancia en cualquier época del año. Úsala cuando salgas a la calle y haga buen tiempo, aunque estés en pleno diciembre. El sol envejece la piel y además es igual de peligroso durante todos los meses. Puede provocarte pequeñas quemaduras aunque no lo notes. Tampoco te pases: no tienes que parecer un payaso o usarla incluso cuando llueve. Basta con echarte un poco en la cara cinco minutos antes de salir de casa. Tu piel lo agradecerá, y tu salud también, porque evitarás problemas dermatológicos y enfermedades.

 

Cuidado con el maquillaje

 

Un buen truco para mantenerse joven es huir de los productos cosméticos. Un poco de maquillaje no hace daño, pero utilizarlo todos los días y en grandes cantidades es un auténtico drama para la piel. Si abusas del maquillaje sufrirás la aparición de puntos negros, acné y arrugas. Nada de obsesionarte con el espejo, como hace el gato de arriba. Naturalidad ante todo. Es lo más sano, quitando los cosméticos de tu día a día o reduciendo su uso dañarás menos tu rostro y te cuidarás de padecer dermatitis.

 

Nada de alcohol

 

¡No pongas esa cara! Si bebes alcohol estarás reduciendo los niveles de oxígeno en la sangre y por tanto produciendo menos colágeno. ¿Qué significa esto? Que la piel pierde firmeza y elasticidad, un horror para cumplir el objetivo de mantenerse joven. Por eso las personas que beben de forma habitual suelen parecer más viejas de lo que son en realidad. Y no lo intentes compensar con el tabaco, porque también tendrás que apartarlo de tu rutina. Fumar acaba produciendo arrugas y envejece nuestro aspecto. Además, dejar el tabaco y el alcohol es bueno en cualquier caso, quieras o no parecer más joven.

 

Estrésate poco y duerme mucho

 

Más claro imposible. El estrés es una de las causas más importantes a la hora de envejecer rápidamente. Intenta mantener la calma incluso en situaciones difíciles. Llevando una vida tranquila dañarás menos tu cuerpo. Y dormir lo suficiente (o dormir un montón) es muy positivo en todos los aspectos. Serás más feliz, estarás descansado y además tu piel sufrirá menos, ya que recuperará los posibles daños sufridos cada día. Relajarás los músculos y te despertarás sin ojeras. Para que funcione es necesario dormir un mínimo de siete u ocho horas al día. Mantén tu cama y las sábanas limpias y disfruta.

 

¡Agua!

Habrás escuchado cientos de veces que beber dos litros de agua al día es sanísimo. ¡Pues sí! Y no sólo para hidratarte, sino que también funciona para rejuvenecer las células, teniendo así un aspecto joven y sano. Si te aburres de tanta agua puedes beber zumos naturales o infusiones. También es bueno lavarte la cara antes de dormir, aunque sea sólo con agua. No abuses de cremas hidratantes, que sin embargo en su justa medida son buenas. Mantenerse joven es todo un sacrificio, pero sabes que merece la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *