Club Taroteame Cerrar

 

Ocurre muy de vez en cuando. Estás soñando y de repente eres consciente de ello. Puedes manejarlo todo a tu antojo, hacer cosas imposibles en la vida real como volar o tener una fuerza sobrehumana. La sensación de poder en esos momentos es insuperable. Pero suele durar pocos segundos. Después despiertas y te llevas una gran decepción.

Aquí te enseñamos unos sencillos trucos para aprender a manejar tus sueños. Toma el control de tu mente y disfruta de los sueños lúcidos cada noche y durante más tiempo:

 

Anota tus sueños

controlar sueños

Debes hacerlo nada más levantarte de la cama, si no es posible que se te olvide. Apúntalo todo, cada pequeño detalle cuenta. Poco a poco habrás construído un diario de sueños. Esto te servirá para que sepas distinguir entre sueño y realidad. En algunas webs se recomienda escribirlo a mano. Es indiferente. Puedes hacerlo en el ordenador e incluso en tu móvil o tablet. Lo importante es apuntarlo lo antes posible. No vayas al baño ni des vueltas en la cama. Abre los ojos y escribe. Los sueños se esfuman muy rápido si no estás entrenado.

 

Escribe lo que quieres soñar

controlar sueños

Como has podido comprobar la cosa consiste en escribir. Sí, vas a redactar más que un premio Planeta. Pero todo esfuerzo tiene su recompensa. Esta vez debes apuntar aquello con lo que deseas soñar. Detállalo al máximo, déjate llevar por tu imaginación y no tengas miedo: los sueños, sueños son.  Este paso puede ser el más aburrido, pero no debes saltarlo, ahora comprenderás que esto es lo más importante para controlar sueños.

 

Repásalo todo antes de dormir

controlar sueños

Ahora no sólo tienes que escribir, además debes estudiar. Controlar sueños es un auténtico trabajo. Pero no te preocupes: ya estás llegando al fin del proceso. Cuando te notes cansado y cerca de caer rendido, repasa detenidamente lo que escribiste en el apartado anterior; el sueño que quieres disfrutar. ¿Nunca te ha pasado que te acuesta preocupado por algo y sueñas con ello? Pues esto es igual. Lee la situación que apuntaste para que tu cerebro la tenga presente.

 

Relájate y piensa

controlar sueños

Se acerca el momento clave de la noche. Debes intentar dormir mientras piensas en el sueño que quieres tener, el que anotaste antes. Puede ser complicado, ya que si te concentras perderás las ganas de dormir y si te dejas llevar no pensarás. Si al final no consigues controlar tu sueño seguramente será culpa de este momento, siempre y cuando hayas cumplido todo lo anterior. Los primeros días será más difícil, pero si no desistes lo acabarás haciendo.

 

No te cortes, ¡practica y disfruta!

controlar sueños

Una vez puedas controlarlo haz todo lo que te apetezca, aunque la situación no sea idéntica a la apuntada. Prueba diferentes experiencias, aquello que no te dejan hacer en la vida real. Las primeras veces no tardarás en despertarte o en perder el control. Pero con algo de práctica te convertirás en un maestro de los sueños lúcidos. Serás un verdadero onironauta y te resultará muy fácil controlar sueños cuando lo desees.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *